Vivir una primavera con colores vibrantes

Ideas muy sencillas para aportar alegría y vida al hogar

Cómo decorar tu casa en otoño
Esta primavera llega cargada de colores brillantes y luminosos que combinan a la perfección con los tonos neutros de siempre: blanco, marfil, beige o gris. Una apuesta por los espacios alegres, atrevidos y luminosos para aportar contraste, activar los sentidos, evitar el aburrimiento y los espacios monótonos. Un toque de color aquí y allá dará vida al hogar.

El color es un arma efectiva en el diseño y la decoración de nuestra casa, muestra la personalidad de cada uno y refleja el estado de ánimo. Por esta razón, es imprescindible tener en cuenta algunos principios básicos: cómo aprovechar al máximo sus posibilidades, sus efectos psicológicos y aprender a combinarlo para que siempre sea tu aliado. Si no damos con la combinación correcta o nos pasamos con los tonos y matices, el color puede convertir un espacio en abrumador e inquietante. Como dijo Joan Miró, trata de aplicar los colores como palabras que forman poemas y como notas que forman música.

Se dice que las mejores fuentes de inspiración para lograr una buena composición de colores en decoración son la naturaleza y el arte. Grandes artistas se han inspirado en los colores y las formas de la naturaleza para pintar, ilustrar o tallar una escultura… y es que la naturaleza es una fuente inagotable de inspiración. Y como todo es una rueda que se realimenta, grandes arquitectos, decoradores de interiores, diseñadores y estilistas se han inspirado tanto en piezas artísticas como en paisajes naturales para desarrollar sus proyectos. Así que observa con atención un paisaje o un cuadro que te guste y te parezca cromáticamente interesante e inténtalo imitar en tu composición. Analiza la relación entre los colores, como se distribuyen en el espacio y como se mezclan entre sí, verás que te ayuda a componer espacios más equilibrados.

Cómo decorar el sofá con cojines de pelo

Para darte alguna pista de la gama cromática de esta temporada, vamos a compartir algunas referencias del informe “Tendencias de Color de Pantone Fashion”. Cada temporada el equipo de Pantone Color Institute elabora un informe general de los colores top que más destacarán y se usarán en las próximas colecciones. Esta primavera llega con colores vibrantes y, entre los más destacados, están los rojos como el “Fiesta” y el “Jester Red”, el coral, el naranja tumeric, los fucsia, el amarillo limón y el azul eléctrico. Una paleta de colores con mucha muuuuucha personalidad.

Cuatro opciones sencillas para aportar alegría y vida al hogar:

La manera más rápida y simple para alegrar el ambiente es introduciendo toques de color y… ¡se puede hacer de mil maneras diferentes! Color en los accesorios, las cortinas, los tapetes, la ropa de cama, los textiles de cocina, etc. Si de verdad quieres alegrar el hogar de forma simple, opta por aquello que puedes cambiar fácilmente y deja para más adelante la pintura en las paredes, los suelos o los techos, que siempre es más engorroso.

manta gustosa beige con flecos
Decorar la cama con mantas y plaids

1. Colores que huelen a flores: La primavera es una estación de cambios, optimismo, esperanza y vida. Levanta pasiones y despierta sentidos… la vida se ve distinta y qué mejor que los colores y las flores para representar esta estación. Bañar la estancia con flores, colores brillantes y aromas naturales es una gran opción para la casa durante esta estación del año. Un par de flores bonitas del jardín encima de una mesa es un detalle que nunca falla.

2. Floreros y jarrones con pinceladas de color: Después de unas bonitas flores, los jarrones y los floreros son el siguiente paso para dar color a la estancia y, sin duda, un clásico en todas las casas. Existen jarrones de cerámica, madera, cristal, de color amarillo limón, fucsia, azul turquesa… que colocados con gracia y combinados con criterio pueden elevar el espacio a un nivel supremo. Lo que se dice un foco de luz en un escenario bien amueblado.

3. Textiles que pintan el hogar en positivo: Unos cojines a todo color en el sofá, el dormitorio, las sillas de la cocina, el jardín o el despacho es una buena manera de abordar el color. No hay espacio para la equivocación porque siempre puedes cambiarlos o reemplazarlos. Sin duda, la tonalidad predominante de una habitación determinará su carácter. Por lo que es importante tener en cuenta la actividad que se va a desarrollar en cada espacio. Saber escoger los tonos adecuados para una colcha, un cubrecama, una cortina, un plaid, una toalla o un paño de cocina. Todo suma en un espacio y más si se trata del color, ya que se puede ir desde el mundo más dulce y onírico al más pesado y abarrotado.

4. Plantas con notas de color: Son bien conocidos algunos de los beneficios de tener plantas en casa. Se dice que ayudan a regular el estrés y a prevenir la depresión…si a este punto le añadimos el color, pueden contribuir al ánimo y al positivismo. Si no tenemos flores, podemos optar por macetas o maceteros que aporten ese toque de luz tan importante. En general los colores vibrantes y llamativos son energizantes y mantienen el espíritu joven. Te invitamos a sacar el pincel de la imaginación y atreverte a pintar el espacio como si fuese un lienzo en blanco.