Ideas para vestir la mesa de Navidad

Brilla mesa brilla: los dorados y los plateados se combinan y aportan luz estas fiestas

Cómo decorar tu casa en otoño
La Navidad es uno de esos momentos en que todo gira alrededor de una mesa: comidas abundantes, sobremesas que se alargan, reuniones familiares, visitas inesperadas y reencuentros emotivos. Como no podía ser de otra manera, la comida es la estrella protagonista de estas fechas y con el tiempo que pasamos en la mesa, esta adquiere el papel de acompañante preferente. Así que una buena manera de recibir a los invitados y hacerles sentir especiales es vistiendo y decorando la mesa para la ocasión. Todos los detalles cuentan para un servicio estelar y los portavelas, candelabros y guirnaldas se convierten en un imprescindible de la Navidad en casa.

¿Por qué no empezar eligiendo una mesa grande de madera clara y estilo calmado para contrarrestar el exceso y los brillos de los adornos navideños? O introducir un elemento tradicional, elegante y rústico como las sillas, los manteles o las servilletas de estilo retro. Y acompañar las sillas con unos cojines velvet de tonos cálidos: amarillos, naranjas y ocres, para una mayor comodidad y elegancia en la mesa.

Finalmente llega la sobremesa, y no hay nada mejor que un mueble bar o una camarera para seducir a los invitados con el mejor surtido de dulces, turrones, chocolates o licores. Utilizar el mueble auxiliar como escaparate de los pequeños placeres siempre es un punto a favor del anfitrión y con un poco de originalidad, puedes colocar los elementos para darle un toque supremo, combinando los colores, las formas, los bombones, los frutos, las copas… ¡Ponle una pequeña dosis de locura, que siempre es bueno! Verás como el espacio adquiere su propia personalidad.

El bling bling sobre la mesa

Para una mesa de lujo y un banquete de reyes atrévete con los dorados y los plateados. Olvida los tópicos que existen y lo que te contaron sobre estos dos colores, porque se pueden combinar cuidadosamente en la mesa de navidad y en los adornos navideños. El plateado aportar luz e ilumina y el dorado tiene un fuerte simbolismo en la tradición navideña, ya que representa la riqueza y la prosperidad. No olvidemos que los brillos del dorado aportan una calidez ideal para estas fechas tan señaladas.

Otros colores para la mesa de Navidad son los rojos y los verdes. El rojo se asocia con el fuego, la calidez y la generosidad. El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida, por lo que acompañar la mesa con hojas o ramitas de abeto, siempre es una buena opción y combina genial con los blancos, plateados y dorados.

Se dice que no se juega ni con la suerte ni con la comida, pero qué detalle el de añadir un trocito de muérdago rojo o blanco en el plato decorativo. El muérdago no se come, pero existe un mito que dice que da suerte besarse bajo una de estas plantas y que representa la paz y la tregua entre el enemigo.

Tabla de corte de madera

Bajo la luz de las velas, portavelas y candelabros

Las luces cálidas son la clave de los ambientes románticos, cálidos y acogedores. La luz tiene la capacidad de aportar una nueva dimensión al espacio, puede transformar una fotografía en una obra de arte y un espacio en la máxima expresión de uno mismo. Así que hazte con velas, portavelas y candelabros, ya que son complementos decorativos que nunca fallan, pueden ser de cualquier estilo, forma, color y tamaño, y le dan esa luz que necesita tu mesa. Existen un sin fin de opciones para todos los gustos y mesas de Navidad. Aunque siempre es una buena elección apostar por una vela que contenga un recipiente, de esta manera, puedes evitar que la cera se caiga y manche el mantel, las servilletas y la bonita vajilla de Navidad.

Las velas, los portavelas y los candelabros se han utilizado desde siempre para iluminar y aportar una nota de calidez en un momento tan especial. Colocar candelabros y portavelas encima de la mesa y en rinconcitos cercanos genera una atmósfera mágica y es una alternativa elegante, atractiva y original a los típicos adornos navideños.

Hay quienes creen que cada vela tiene un significado y dependiendo de su color, la energía que desprende es diferente. Las energías se combinan con los días y hay fechas concretas del año que requieren velas que se adapten al momento. Nochebuena necesita una luz pasional y que la energía que desprenda sea todo amor, por eso, hay quienes dicen que las velas tienen que ser rojas como las hojas de la flor de Pascua.

Las energías se amplían el día de Navidad, así que puedes poner velas blancas, rojas, doradas y verdes. Todo tiene que rebosar alegría, esperanza, amor y abundancia. Pero las velas que más nos gustan son las que se encienden en Nochevieja, esa energía tiene que representar tus deseos, así que el color lo eliges tú.

Decorar la cama con mantas y plaids

Hay quienes creen que cada vela tiene un significado y dependiendo de su color, la energía que desprende es diferente. Las energías se combinan con los días y hay fechas concretas del año que requieren velas que se adapten al momento. Nochebuena necesita una luz pasional y que la energía que desprenda sea todo amor, por eso, hay quienes dicen que las velas tienen que ser rojas como las hojas de la flor de Pascua.

Las energías se amplían el día de Navidad, así que puedes poner velas blancas, rojas, doradas y verdes. Todo tiene que rebosar alegría, esperanza, amor y abundancia. 

Coronar la mesa con centros y jarrones

Las flores frescas, secas, los jarrones y los centros de mesa son la guinda del pastel o la joya de la corona. Pueden elevar una mesa al diez y, como suele destacar sobre el resto de los elementos, es uno de los estímulos visuales más importantes a la hora de recibir a un comensal. Dicen que la primera impresión es la que cuenta, así que cuida los detalles porque ese centro de mesa se quedará grabado en la mente de tu invitado.

Un detalle bonito para una mesa navideña es utilizar un centro o bandeja para llenarlo de piñas, estrellas o pequeños objetos con motivos navideños. También hay que cuidar el tamaño y saber dónde colocarlo, ya que podemos acabar invadiendo el poco espacio que nos queda en la mesa.

Figuras decorativas que crean ambiente

Por último, no menos importante, todas aquellas figuras decorativas que hacen referencia a la Navidad. Algunas de estas figuras son: el árbol de navidad, los cascabeles, las guirnaldas, las luces, los ángeles, las estrellas y las plantas, complementos con mucha tradición que siempre inspiran Navidad.

El icono de los iconos es el árbol de Navidad, que representa la mezcla y aceptación entre diferentes culturas. Así que siempre se puede optar por complementar la mesa con un pequeño árbol. O sorprender a los comensales con algún detalle o regalo, como adornar el plato con una estrella o acompañar los cubiertos con un cascabel o campana. ¡Tú eliges!

Recuerda no pasarte con los colores y los detalles. Tienes un reto por delante. El desafío de montar una mesa en el que todos los invitados se sientan a gusto y como en casa. Y si te hace falta inspiración, recuerda que en El Mercadillo de Andrea encontrarás muchísimas ideas brillantes para esos días.

¡Felices fiestas!